lunes, 27 de junio de 2016

I BEER MILE FFDR





El pasado sábado por la mañana día 25 de Junio aconteció una locura de la cual fui partícipe. Este evento, el I Beer Mile fue convocado en el foro de los Forofos del Running. En su momento fue idea de, quien lo conoció en su etapa en Escocia.

La aventura consiste en correr una milla (1609 metros o, traducido, 4 vueltas a una pista de atletismo de 400 m.). Todo está reglamentado e incluso si pincháis podéis ver la web. Hasta ahí todo normal. Lo peculiar es que al inicio de cada una de las vueltas hay que beberse un tercio de litro de cerveza antes de empezar a correr.

Me lió Jesús el cual me añadió a un grupo de whatsapp creado para este evento. Lo cierto es que no tenía nada claro ir pero como Elena y Jorge se iban de finde, pues decidí liarme la manta a la cabeza.

Quedamos a las 9.30 en la puerta del polideportivo en el cual estaba teniendo lugar un campeonato de baile para empezar a las 10. Pasamos por la caseta de las conserjes las cuales se quedaron soprendidas de ver pasar a unos tipos con neveras dentro de la pista de atletismo. Al rato nos exigieron pago de entrado y, tras realizarlo, empezó la aventura. En la línea de salida y bajo la vigilancia de los implacables jueces Víctor y Pedro, 10 insensatos: Ninfa (única chica), Carlos, Víctor, Luis, Jesús, Vicente, Isma, Dani, Pablo y yo.

Se dio el pistoletazo de salida y decidí empezar a beber despacito así que salí de los últimos. Jesús sale como un tiro. Cuando llevaba apenas 80 metros ya supe que sería un calvario y puse el modo “velocidad mínima” para no sufrir. La experiencia en ese momento es bastante desagradable; ya que se hincha el estómago por el gas de la cerveza y por el aire ingerido al tragar y hasta conseguir desalojarlo es una sensación poco recomendable. Con mayor velocidad y contracción del abdominal, peor. Y en ese momento pueden producirse también arcadas.

EL PODIO
Acabada la primera vuelta con dignidad y tras expulsión de un poco de aire sobre la marcha, decido tomarme la aventura con toda la tranquilidad del mundo. Así que el ritmo de ingestión de la segunda cerveza baja pero me la tomo antes de que los primeros lleguen…a por su tercera. Cuando llego a tomar la tercera llega el campeón, Victor, con un tiempo de 7’15”… La tomo con calma y salgo ya con el estómago hecho un globo de helio y, al llegar ala cuarta, decido esperar a Isma y hacer la última vuelta juntos cerrando el recorrido. Claro que, siempre hay algún vago que decide retirarse, ¿verdad Carlos? Aunque la insistencia de Pedro hace que finalmente complete las dos vueltas que se dejó pendientes.

Al final, ya en meta tras 21’ (para 1600 m) me toma junto con Jesús las dos cervezas que sobraban y nos vamos de post…

Estamos locos pero sois muy grandes, chavales. Habrá que repetir (mejor entrenado, claro).

Y AQUÍ OS DEJO... EL VÍDEO DEFINITIVO!!! Y las fotos pinchando aquí

martes, 21 de junio de 2016

TROFEO SAN ANTONIO DE LA FLORIDA 2016



Llevo ya mucho tiempo que no encuentro la manera de buscar tiempo para alcanzar la continuidad requerida para seguir practicando la carrera de larga distancia. Me engañó el amigo Charli para correrla, tras unos días previos whatsappeándonos y acabando con el típico “a ver si nos vemos”. Y me inscribí, avisé a Gerard para que se viniese y Juanlu me llamó que también venía, al ver un post mío en el foro de FFDR.

Iba para correrla bien pero tras una nueva interrupción volvió el momento de perder la escasa preparación. Así que se mascaba la tragedia…

El trofeo de San Antonio de la Florida se celebra en el mes de Junio, con las fiestas del distrito de Moncloa Aravaca en honor a San Antonio de Padua y donde se erige una ermita en su honor y se celebra una verbena en la víspera del 13 de Junio, fecha en la cual se celebra una de las tradiciones más castizas: “ese día, es tradicional recoger los panecillos del santo para que, según reza la tradición: "así no te faltará pan durante el año", y sobres con 13 alfileres para lanzarlos a la pila bautismal en claro simbolismo con las arras matrimoniales. Como antiguamente realizaban las modistillas con afán de encontrar novio, las hoy denominadas "mozas casaderas" pasan su mano sobre los alfileres de la pila y en función de los que se queden pegados a ella, así dicen que será el número de pretendientes que va a tener en ese año. La costumbre se mantiene a comienzos del siglo XXI, tanto para hombres como para mujeres” (Wikipedia)

Hasta este año se ocupaba de organizar la carrera el Club Akiles pero alguna desavenencia ha habido y se ha hecho cargo la Junta Municipal de Distrito y… la ha sacado sin coste de inscripción.

Días antes me llamó Gerard que no venía por sus problemas nefríticos y quedé en la salida con Juanlu con quién buscamos infructuosamente donde tomar un café. De allí a la salida donde vimos conocidos (escasos): Jaime, los FFDR y con quien compartiríamos la carrera Quique, Jose, Juan, Charli y Juanlu.

La carrera está bien porque sale del parque del Oeste y transcurre en 10 kms a doble vuelta por los alrededores, siendo el peor tramo la subida desde Av. Valladolid hasta la salida. Mi primera intención era hacer solo una vuelta pero me anime a la segunda y…error!!! Vía Crucis desde el Km 6 a meta. Avituallamiento de un botellín de agua tras cada vuelta para hidratar y hala, a refrescarse con unas birras con amigos.
ENLAZO UN VÍDEO DE CHARLI DE LA CARRERA

INSCRITO A LA SAN LORENZO (Ahí lo dejo)

lunes, 10 de agosto de 2015

TORNEO FIESTAS DE CHINCHÓN 2015



Vista panorámica dela plaza de España



En La Taberna del Arriero
Un clásico del verano con el que se abre la Temporada balonmanística madrileña: el Torneo de las Fiestas de Chinchón.  Un año más, acudimos invitados por el Club Balonmano Chinchón, un referente a la hora de sacar adelante un club deportivo de un deporte minoritario como es el balonmano.



En la terraza de La Columna
Al frente de todo, el mítico Félix Recas, aprovecha la oportunidad para juntar a los veteranos del club, a la cantera y a los seniors que puede y hacer una fiesta a la cual desde hace años tenemos el honor de ser invitados un combinado del balonmano madrileño, que con el paso del tiempo ha sido denominado “Pelos Team” en honor a otro mito, José Antonio Expósito, quien con un largo historial a sus espaldas cuenta con varios motes como “Pelos”, “Maceto”, etc.

La "vieja guardia": Rubén, Pelos, Claudio, Manolo, Aitor, Juan y el menda.
Aprovechamos la ocasión para pasar un día juntos varios compañeros y amigos que no nos vemos más que en pocas ocasiones al año, acompañados de la familia, si podemos y comemos en un restaurante de la preciosa plaza de España de Chinchón, engalanada con su clásica Plaza de Toros desmontable y las calles valladas con talanqueras para los encierros.

Con Juan, además de balonmanero, runner.
En la habitual La Taberna del Arriero nos juntamos a comer los sospechosos habituales, ese clásico “Menú especial” de 17 euros con 6 primeros y 6 segundos donde elegir, tras el aperitivo previo. Este año nos acompañaron Yolanda con Hugo y Cristina, María y la bebé Alejandra y Elena y Jorge.  La verdad es que el local es una sauna, nos colocamos en el piso de arriba que es una planta con disposición en L con aire acondicionado que no llega a los que se sientan en la patita corta de la L. Este año, entre otros,  me tocó a mí sudar…
Foto de equipo
Tras una comida más que decente acompañada de cerveza y del habitual tinto “San Roque” con gaseosa “Revoltosa” (hagánse a la idea del exquisito caldo), nos dirigimos a otro templo habitual “La Columna” también en la misma plaza para tomar un digestivo: pero en esta ocasión en la terraza exterior, la sombra y la bajada de temperatura, invitaba a ello.

Foto de equipo
Se nos volvió a echar el tiempo encima y, siendo el partido a las 19.30, a las 19 h salíamos de la terraza. Así que casi sin tiempo para nada, al coche y al pabellón. Cuando llegué al vestuario ya no quedaban camisetas XL (como van creciendo esos cuerpos, eh?) cuando siempre era la talla que sobraba.





Con el trofeo
Prácticamente sin calentar empezó el partido, el cual no tuvo mucha historia competitiva: nos marchamos pronto en el marcador y luego ya no pudieron acercarse, a pesar de que el resultado en el segundo parcial fue más igualado. Este año, aparte de los habituales, jugaron muchos chavales de la cantera, señal de la buena salud del club.

Tras la entrega de trofeos de las manos de las guapas de las Fiestas, duchita y al tercer tiempo, donde siempre la cortesía del club organizador nos obsequia, no solo con su compañía, sino con un ágape de embutidos, cerveza y refrescos que ayuda a recuperar las fuerzas gastadas en la cancha.
 
Con las guapas, los árbitros y ambos equipos











Con los deseos de reencontrarnos el año próximo, tras una larga charla y más risas, nos despedimos ya de la fresca noche de Chinchón.

Un placer coincidir con todos los amigos de Chinchón y con el núcleo duro del Pelos Team y compartir el montón de risas habituales.



jueves, 30 de julio de 2015

TROFEO SAN LORENZO 2015



De rosa. Contra el cáncer de mama.

Un año más, nos unimos a la fiesta del atletismo popular. No es cuestión de describir de nuevo el recorrido ya anteriormente desmenuzado año tras año. Lo más importante es ver a muchos compañeros de zapatilla y amigos con quienes es agradable compartir kilómetros y cervezas. Para este año, al trío calavera se nos unió Alberto, el presi, el cual no sé aún cómo pudo mantener un ritmo tan lento. Este año tuvimos la novedad de que el dibujo de la camiseta y el logo del dorsal eran obra de Forges, con lo cual, nos obsequiaron un bonito recuerdo.

La mañana empezó bien pues, cuando me dirigía a la salida, me encontré con Mila y Alberto, los cuales están tan jóvenes como siempre. Después ya empecé a encontrar rostros conocidos. En la misma esquina de Argumosa a los FFDR y junto a ellos infinidad de conocidos: desde el nutrido grupo de Garabitas; los gacelas Juli, Alberto, Santiago, Yolanda; los chancletas encabezados por Juanito “el keniata”; Caprus con Marian, Jan y Rafa; Rubén y Sito; Carlos Siguero con el cual no coincidía hace siglos, no acabaría de dar nombres.

Contrariamente a lo esperado, no salí el último con lo cual no hice amistad con el conductor del samur. Y tuve la suerte de llegar hasta meta sin que me viese el culete en todo el recorrido. No está mal…

El cuarteto. Foto cortesía de www.picrun.es
Fuimos juntos en carrera el cuarteto Antonio, Gerard, Alberto y yo mismo; aunque en determinados momentos como en la Cuesta de San Vicente o en Calle Toledo íbamos haciendo la goma de dos en dos hasta reagruparnos frente al Congreso de Diputados y desde allí juntos a meta. Todo ello con sus correspondientes selfies (que rulen las fotos). Nos cruzamos con un grupo en el cual iba José Luis Galán y supongo que varios miembros de Los Paketes.


De rosa y ya de...morao





Ya en meta (con su bolsa conteniendo la clásica medalla), tuve la gran alegría de abrazar a Santi (Scop) a quien hacía años que no veía, tras su “emigración”, de conocer a Sebastian Jay, nuevo miembro de la familia de RdB con mamá Jen y de reencontrarme con Manolo, el mítico Grey (otro al que solo veo una vez al año, precisamente en la San Lorenzo). 






Giro copernicano en la orientación del Pazo de Lugo
Después, la habitual cerveza en el Pazo de Lugo, el cual nos deparó la sorpresa de no acoger tras la barra al camarero de siempre. Un cambio de estilo, quizás también en la dirección y/o en la propiedad, con cervezas artesanas, sushi a domicilio y un cocinero oriental.





Puro Lampedusa: cambiar todo para que todo siga igual (el tueste habitual cada año tras la carrera y seguir sin correr a pesar del enésimo intento de retomarlo)

Hasta el año que viene, Lavapiés!!!